¿Cómo funciona una cerradura?

El funcionamiento de cualquier cerradura suele ser bien complejo, más de lo que podrías imaginarte a simple vista, por lo que el tener conocimiento referente a la misma, se vuelve interesante, ya que te da la posibilidad de evaluar tu cerradura y ver si posee o no las cualidades que cubren la necesidad de tu vivienda, para su mayor seguridad.

Origen de la cerradura

 

Con exactitud no se conoce cuando inicio la creación de las primeras cerraduras a nivel mundial, sin embargo, existe una hipótesis de que las mismas podrían datar desde el año 2500 antes de Cristo y que sus primeros creadores residían en Asia.

Cabe destacar que estos primeros inventos realmente eran muy primitivos, claro está, no tenían ningún tipo de parecido con las cerraduras actuales, no por ello, podemos decir que eran inseguras al contrario se consideran fuertes productos que se usaron hasta el año 500 antes de Cristo sin ningún tipo de innovación, fue hasta este mismo año en el que comenzó a reinventarse.

El motivo por el cual la cerradura es inventada, es el mismo que nos mueve en la actualidad a colocar una en nuestra vivienda, el cual es asegurar los bienes que poseemos en casa de los ladrones; por lo que desde su creación, ha sido un producto de mucha demanda.

Evolución de la cerradura

 

En el año de 2500 antes de Cristo, se deduce que fue creada la cerradura, con un diseño muy sencillo, el cual consistía en cerrojos de madera, que a su vez se cerraban con unas clavijas muy sencillas. Fue para el siglo xv, que se comenzó a fabricar las primeras cerraduras con material metálico, las mismas si se consideran complicadas al momento de abrir, debido a que eran un poco más complejas.

Sin embargo las cerraduras que conocemos en la actualidad, aún para esta época no se habían inventado, fue hasta el año de 1778, Barron crea las cerraduras embutidas; y no fue hasta el año de 1784 que Joseph Bramah, invento la cerradura con llave y ranuras, es para entonces que se da paso a las cerraduras que actualmente conocemos, claro está que el nivel de seguridad que hoy en día se garantiza es mayor.

Funcionamiento de una cerradura

 

Las cerraduras en sí son bastante complejas, sin embargo su funcionamiento puede comprenderse con el siguiente resumen:

La cerradura está conformada primordialmente, por un resbalón, el cual lleva a cabo la función de impedir que la puerta se abra, esto se debe a que el mismo queda encajado en el marco de la puerta; ahora en el momento que se introduce la llave en la cerradura, el muelle es accionado ocasionando que el resbalón se encoja, y de esta manera puedas acceder a la vivienda, mediante la apertura de la puerta.

En cuanto a su funcionamiento las cerraduras poseen un cilindro interno, este se gira dentro del tambor de la cerradura, se puede distinguir por poseer diversas perforaciones, las mismas tienen una clavija, la cual se encuentra dividida en algo conocido como perno y contra perno, su finalidad es que en el caso de que se introduzca en la cerradura una llave distinta a la asignada a la cerradura, la misma no se abra, por ende la única manera de abrir una cerradura es utilizando la llave correspondiente a la misma. Es importante resaltar que el nivel de complejidad del sistema dependerá de la seguridad ofrecida por la marca de la cerradura.

Partes de una cerradura

 

Además del resbalón, la cerradura posee otros elementos que la hacen funcionar a la perfección, tales como: la llave, el contraperno, el perno, un cilindro, la línea de corte y el tambor. Gracias a cada uno de estos elementos, la cerradura alcanza un nivel alto de seguridad, como por ejemplo: se requiere de la llave precisa para lograr abrir la puerta, lo cual evita que cualquier persona desconocida violente nuestra seguridad. Debido a que las cerraduras han cumplido muy bien con su función de seguridad, en oportunidades las personas suelen dejar las llaves en casa o la extravían, trayendo como consecuencia que se le dificulte entrar a su vivienda, en el caso de que se te presente esta situación, es necesario que llames a tu cerrajero de confianza el cual podrá abrir tu cerradura, colocarte una nueva cerradura como medida de prevención en caso de que la hayas extraviado o te la hayan robado, y permitirte el acceso a tu vivienda sin haber causado daños a tu cerradura.

 

Cómo podéis evitar el bumping

Es sabido por todos que el método del bumping es la técnica más usada por los ladrones para manipular las cerraduras de los inmuebles y viviendas y así, lograr entrar en ellas. En consecuencia, es importante que conozcáis cómo podéis evitar el bumping, y que no os tomen desprevenidos aplicando las medidas de seguridad necesarias antes de un posible ataque.

Pero, ¿qué es el bumping?

Saber lo que es el bumping os ayudará a comprender por qué es importante evitar este método tan usado por los ladrones.

El bumping es un método que anteriormente solían usar los cerrajeros para poder abrir las puertas cuando a los clientes se les perdían las llaves o se las robaban. Su modo estratégico se basa en meter una llave maestra o modificada en la ranura de la cerradura. Luego, se dan unos pequeños golpes, hasta que los cilindros se mueven y logren que finalmente la puerta se abra.

En menos de 30 segundos, los cerrajeros profesionales podían abrir las puertas, pero este secreto fue adquirido por los ladrones hace más o menos una década o dos. Así, cada día más personas prefieren instalar cerraduras antibumping.

¿Qué debemos saber del bumping?

Ya a partir del año 2002, este método pasó de ser una estrategia positiva a ser un gran problema de seguridad para los profesionales y claro está, para los clientes. Por otro lado, en los últimos años los robos se han incrementado, y, además, estas llaves bumping son muy económicas, y debido a los tutoriales en la web, es posible aprender rápidamente cómo usarlas para abrir cualquier puerta.

Al tomar en cuenta las estadísticas, cerca de un 90% de cerraduras pueden ser abiertas por medio del método del bumping. Por esta razón, cada día más personas toman las medidas necesarias para que sus viviendas caigan en manos de ladrones. Con una cerradura antibumping el ladrón sabrá que no es una cerradura fácil de abrir y se marchará a otro lugar.

Debido a que este tipo de llave es comercializada, puede ser adquirida por cualquier tipo de persona. Si estas llaves salieran del mercado, seguramente los índices de robos de viviendas e inmuebles bajarían considerablemente.

¿Vale la pena cambiar la cerradura para evitar el bumping?

Por supuesto que sí. Si poseéis una cerradura antigua, entonces os conviene adquirir una nueva cerradura antibumping. Algunas veces las personas creen que no vale la pena realizar este tipo de inversión porque no poseen cosas de gran valor. Esto es un error habitual, sin embargo, los ladrones no son capaces de saber lo que pueden encontrar en la mayoría de las casas a las que entran.

Puede ser que al momento de que entre el ladrón a vuestro hogar no os robe nada, pero mientras realiza la búsqueda es posible que haga daños importantes. Lo mejor es evitar problemas y un gran susto, e invertir en vuestra seguridad. Dormir tranquilo solo valdría un poco más de dinero.

¿Qué cerradura antibumping debería comprar?

Llegada la hora de reemplazar la vieja cerradura, es imprescindible que os percatéis en si es o no antibumping. Además, también deberéis fijaros si es anti taladro, anti ganzúa y anti palanca. Mientras más métodos de protección tenga la cerradura, más difícil será para el ladrón. Aseguraos de comprar una cerradura de una marca confiable. Evitad las ofertas demasiado accesibles.

Por otro lado, proteged el bombín con un buen escudo, pues este evitará que el ladrón pueda reconocer la marca de vuestra cerradura, o si puede usar el método del bumping. Los cerrajeros profesionales recomiendan siempre tener un escudo de calidad para que no pueda ser manipulado por los ladrones.

Para muchos la seguridad es un elemento imprescindible. Es por ello que debéis llamar a vuestro cerrajero de confianza y pedir que os cambie la cerradura por una que sea mucho más segura y resistente contra todo tipo de ataques por parte de los ladrones.

Para finalizar, si lo que buscáis es seguridad máxima, entonces os recomendamos además de lo antes mencionado, que invirtáis es un buen cerrojo de seguridad, pues ellos no pueden ser manipulados por la técnica del bumping y son un excelente complemento se seguridad. Luego, si invertís en un cerrojo en vuestro hogar, os recomendamos que lo instaléis con un sistema de bloqueo. De esta manera, nadie podrá abrirlo cuando pulséis el botón dentro de la vivienda y tu sueño será más tranquilo.

¿Cómo instalar una caja fuerte?

Las cajas fuertes son una herramienta indispensable en todo momento para nuestro hogar, nosotros te indicaremos los pasos a seguir para que puedan ser instaladas de una forma correcta a través de diferentes pasos que te mencionaremos.

Las cajas fuertes de empotrar son las encargadas de sujetarlas a una pared en donde se mida la caja por la parte de atrás y tenga una holgura de aproximadamente unos 10 centímetros en todo lo que respecta el perímetro de la pared. Luego se debe picar y nivelar para que este bien centrada y debemos rellenar el hueco con arena, cemento y grava.

Las cajas fuertes de sobreponer son aquellas en las que el trabajo se realiza con una serie de taladros hasta que se llegue a un ladrillo o muro. Todas estas cajas son de alto rendimiento.

Las cajas fuertes deben ser empotradas de la mejor manera posible teniendo una serie de condiciones necesarias e indispensables para que todo funcione como se desee: Se debe facilitar el acceso en donde se debe colocar, se puede instalar en una pared que sea exterior, en los armarios es una excelente idea para la instalación de la caja fuerte, se pueden ocultar con algunos muebles.

Una caja fuerte es una herramienta esencial para proteger todos los objetos que tenemos de valor, de la misma forma podemos guardar moneda extranjera en todo momento, necesitamos adquirirlas en tiendas especializadas o también en ferreterías, podemos escoger las tradicionales o las digitales en ella debemos siempre tener presente diversas características como por ejemplo una ubicación exacta a ver si la queremos colocar detrás de un espejo, armario o cuadro. A continuación te diremos como es el proceso de instalación de la misma.

Busca el suelo del armario y ve cómo será la fijación en el mismo, marca los puntos y colócala ahí con tirafondos, es necesario crear peldaños falsos muchas veces para tapar la caja del resto del mueble que tienes en ese momento.

Ten mucho cuidado de fijarla de manera adecuada para prevenir grandes problemas de manera posterior que perjudiquen tu proceso de instalación de una determinada forma.